Crecimiento Espiritual Estudio Biblico

Lo que debes saber acerca de la idolatria

Cuando el ser humano atraviesa momentos de angustia, dificultad y stress, empezamos a buscar refugio en aquello que nos hace sentir protección, en lo que creemos puede resguardarnos.

Al sentir miedo o pánico por el temor de que algo pueda pasarnos, muchas personas que se ponen la etiqueta de cristianas buscan el santito que le dijo la abuelita, la estampita guardada en la cartera y le tienen mucha fe, la crucecita o la imagen que consideran su protector o protectora y sin saberlo o no estar conscientes de eso caen en “la idolatría”

¿Qué es idolatría?

Es la adoración y/o veneración de una imagen, depositando nuestra confianza en ella atribuyendoles deidad/naturaleza divina, es decir poner a una cosa o a una persona en el lugar que solo le corresponde a Dios.

Pero vamos más allá, veamos que nos dice la biblia.

En las escrituras hay una cantidad importante de versículos en los que leemos la posición de Dios al respecto y que nos quitan el velo de nuestros ojos.

Empecemos con el primero de los 10 mandamientos que le dió Dios a Moisés y que aparecen en el libro de Éxodo capítulo 20:

Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mí. *No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás*; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso.

Éxodo 20: 1-5

En mi argot criollo diríamos: más claro no canta un gallo, con este solo versículo vemos claramente que a Dios no le agradan las imágenes.

Leamos ahora lo que dice el salmo 115:

Nuestro Dios está en los cielos y puede hacer lo que le parezca.

Pero sus ídolos son de oro y plata, producto de manos humanas.

Tienen boca, pero no pueden hablar;

ojos, pero no pueden ver;

tienen oídos, pero no pueden oír;

nariz, pero no pueden oler;

tienen manos, pero no pueden palpar;

pies, pero no pueden andar;

¡ni un solo sonido emite su garganta! Nuestro Dios está en los cielos y puede hacer lo que le parezca.

Semejantes a ellos son sus hacedores, y todos los que confían en ellos”

Salmos 115: 3-8

“Pero, yo le he pedido con fe a mi santito y me ha respondido, siempre me concede lo que pido”, esto podría ser algo que piensas y yo te respondo:

El enemigo se viste como ángel de luz y en lo que podemos ver como algo inocente y hasta santo, detrás está un demonio y él te va ayudar porque es su deseo mantenerte atada(o) a una creencia que sin tu saberlo te aleja de Dios (no lo digo yo, lo dice la biblia).

Dios Padre aborrece las imágenes, es celoso y desea adoración sólo para Él, no quiere compartir su gloria con esculturas y es importante destacar que no sólo aborrece las imágenes, sino también al que las hace y al que las adora.

Por eso debemos tomar conciencia de esta verdad y si estábamos en ignorancia que esto nos sirva para salir del engaño ¡es tiempo de abrir nuestros ojos espirituales!

Acá les comparto otros versículos:

  • Levítico 26:1 No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella; porque yo soy Jehová vuestro Dios.
  • Habacub 2:18 ¿De qué sirve la escultura que esculpió el que la hizo? ¿la estatua de fundición que enseña mentira, para que haciendo imágenes mudas confíe el hacedor en su obra.
  • Isaías 42:8 Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.
  • Miqueas 5:13 Y haré destruir tus esculturas y tus imágenes de en medio de ti, y nunca más te inclinarás a la obra de tus manos.
  • Deuteronomio 27:15 Maldito el hombre que hiciere escultura o imagen de fundición.

Llámense estampitas, maderos, yeso, oro, plata etc, Dios las aborrece y no le agrada que confiemos en ellas.

Soltar nuestro sistema de creencias puede ser difícil, si es tu caso pídele a Dios que te ayude y deshazte de toda imagen que tengas en tu casa, debemos hacer lo correcto aún cuando sea difícil.

En 1 Corintios 10:14 se nos exhorta “Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.”

Amados, dirijamos nuestra oración solo a aquel que puede contestarla: Dios Padre a través de Jesucristo el Hijo, nuestro único intercesor.

Nuestro Dios es un Dios invisible y Jesús es la imagen del Dios invisible.

Con amor, María Daniela


Comparte este estudio y no olvides seguirnos en Facebook  , Instagram y YouTube y hacer parte  de nuestra comunidad de mujeres aqui en nuestra lista de correo así te llegan todos los devocionales, blog post, nuestro EWoman Plan Biblico, palabra proféticas y videos de enseñanza,  da click aquí  y suscribete >>> EWomanMinistries


Si Dios pone en tu corazón unirte a nosotros para expandir su palabra en los diferentes paises a los que llegamos con este ministerio, puedes unirte sembrando una semilla >> puedes donar aqui <<    Gracias por tu apoyo, Dios sabe muy bien multiplicar a aquellos que son generosos y dadores alegres.

Gracias por leer este articulo, dejanos un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: